FELIZ NAVIDAD Y BUENOS PROPOSITOS

Percibo que el interéS por hacer propósitos de Año Nuevo, está a la baja.

El deseo de cambiar algo en nuestras vidas cada inicio de año, más que motivación, ha generado frustración por no cumplirlos.

Y es que a veces nos ponemos como meta algo sin reflexionar si “eso” que deseamos realmente es lo que mas queremos en la vida. Nos imponemos “debo de..” o “tengo que..” SIN DARNOS CUENTA que nuestro corazón nos pide a gritos otra cosa: hacer conciencia de lo que necesitamos para continuar con nuestro desarrollo, por ejemplo, rescatar nuestros sueños más queridos.

Todo cambio importante, ha iniciado con un sueño.

Claro que no es suficiente tener un sueño para lograr esa transformación, pero sin un sueño no inicia nada. Si tu ya estás cansado(a) de “hacer” propósitos de Año Nuevo, con cada “campanazo” que escuchas o uva que comes el 31 de Diciembre, quizá te interese hacerlos desde un lugar diferente para que ahora si los lleves a cabo: hacerlos desde tu corazón.

¿Qué deseabas hacer, o ser cuando eras pequeña(o)? Cuando te preguntaban ¿qué vas a ser cuando seas grande ¿que respondías?

¿Tu vida se parece a lo que soñabas entonces?

¿Qué te ha impedido realizar tu sueño mas amado?

Diseñar tus propósitos de Año Nuevo desde el corazón, te permite cargar de significados importantes para ti, cada una de las acciones que decidas emprender para cumplir tu meta o propósito.

Y así es más fácil mantenerte en el camino hacia su realización, sobre todo cuando los obstáculos aparecen.

Antes de hacer los propósitos, es importante preparar el camino.

Primero: indagar en lo profundo del corazón realmente que es lo que mas deseas o necesitas, que te llena de entusiasmo por vivir. Una guía, son las preguntas que señale anteriormente y atreverte a escuchar tu propia voz, no la de los que te rodean y “creen” saber mejor que tu, lo que te conviene

Segundo: visualizarte cumpliendo tu propósito, con todo tu cuerpo, alma y pensamiento. Que no quede fuera de esa visualización ninguno de tus sentidos, pensamientos de éxito, disfrute, plenitud, etc además de agregarle un sonido o tu propia voz diciendo “Ya estoy..” (lo que sea tu propósito)

Tercero: Divide en pequeñas acciones tu propósito, de tal manera que te mantengas en él sin que te agobie. Recuerda: sin acción, no hay meta que se cumpla.

Cuarto: Desarrolla estados de paz, sabiduría, paciencia, alegría, amor, curiosidad, entusiasmo, disfrute, diversión mientras realizas las acciones que te lleven a cumplir tu meta. Estos estados te dirán que, efectivamente, tu propósito ha sido diseñado desde el corazón.

Quinto: Se flexible contigo mismo(a) para que puedas identificar el momento en que tu propósito se ha cumplido, tal como lo visualizaste. No busques perfección y quieras que sea idéntico¡¡¡ a lo que soñaste.

Sexto: Disfruta¡¡¡ y sobre todo, DATE CUENTA de la persona en la que te convertiste al desear, diseñar, planear, actuar, tus propósitos desde el corazón.

Anuncios

Acerca de marvivegym

MUJER ACTIVA,CON MUCHA SUPERACIÓN PERSONAL,GUSTA DEL DEPORTE Y DE LA ACTITUD POSITIVA,COQUETA,AMBICIOSA PERO NÓ CODICIOSA,GRAN AMIGA Y EXCELENTE AMANTE DE LA VIDA.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s